Calendario de Liga 2015-2016

Calendario de Liga 2015-2016
Calendario de Liga 2015-2016

Calendario Real Madrid Castilla 2015-2016

Calendario Real Madrid Castilla 2015-2016
Calendario Real Madrid Castilla 2015-2016

Calendario Liga ACB

Calendario Liga ACB
Calendario ACB 2015-2016

lunes, 25 de mayo de 2015

EL RINCÓN DEL PEÑISTA / QUÉ BONITO NOMBRE TIENES, DÉCIMA




Nuestra amiga Paula nos vuelve a enviar otro de sus artículos. En esta ocasión con motivo de celebrarse ayer el primer aniversario de la Décima Copa de Europa. Como siempre ademas de poderlo leer aquí en nuestro Blog, también lo podéis leer en http://madridsports.es/

QUÉ BONITO NOMBRE TIENES, DÉCIMA 

Un madridista nace siendo ya campeón de Europa. Cuando yo abrí los ojos al mundo lo habíamos sido ya seis veces. Después tuve la suerte de poder celebrar la Séptima, la Octava y la Novena. Y tras aquella volea espectacular de Zidane, doce años más tarde, la ansiada Décima. Tengo una frase de cabecera desde entonces: he visto al Real Madrid ganar cuatro Copas de Europa. Y las que quedan.

La Copa de Europa es para el Real Madrid lo que el balón es al fútbol. La orejona no existiría sin el club más laureado del mundo, ni el deporte del balompié sin la pelota. Es nuestra competición, don Santiago Bernabéu la creó para nosotros, por eso, cuando aquel 24 de mayo de 2014 al Atlético de Madrid le faltaban dos minutos para alzarse con la Champions, sentía que me desgarraba por dentro, que me arrancaban de cuajo los órganos vitales. Porque eso es la Copa de Europa para el Real Madrid, un órgano vital. La portería de Courtois estaba siendo asediada. Un córner dio paso a otro córner y lo que pasó entonces está grabado para siempre en las retinas del madridismo. Modric centró, Sergio Ramos se elevó para cabecear y el balón besó la red, que fue el primer beso a la Décima. Después marcaron Bale y Marcelo y Cristiano, pero la Décima siempre será aquel minuto 92 y 48 segundos. No había ni un sólo madridista en el mundo que dudara en la prórroga de la victoria blanca. No sé a qué esperan para incluir el minuto 93 en los libros de Historia.
middle_banner
No sé cuál es el secreto de la felicidad, pero sé que incluye una Copa de Europa ganada por el Real Madrid. Pocas cosas se me antojan desde hace un año más erógenas que aquel bendito minuto 93. La Décima ya es sólo un recuerdo, pero un recuerdo que siempre amaré. El sufrimiento que se apoderó del madridismo durante una hora fue altamente recompensado. Nadie te rompe y te regenera al mismo tiempo como el Real Madrid. Este club es eso, una fuente inagotable de generar sentimientos.
 
El Real Madrid siempre acaba encontrándose de alguna forma con la Copa de Europa. No importa el tiempo que pase, no importan las dificultades, no importa el merecerlo o no. Están destinados a encontrarse. Así son los amores eternos. El Atlético de Madrid no podía ganar de ninguna manera una Champions League. Habría sido antiestético hacerlo con dos Latin King como entrenadores y con un jugador llamado Toby, que es nombre de perro. No podían ganar una Copa de Europa habiendo tirado a puerta una vez y media en todo el partido. Al destino se le estaba yendo de las manos la broma, pero en el minuto 93 reculó y el universo empezó a conspirar a favor del Madrid. El Cebolla lo sabía y por eso, segundos antes del centro de Modric, se tapó la cara en el banquillo para no verlo. Tú lloraste, como yo. Tú abrazaste a quien tenías más cerca, como yo. Hay momentos que no se pueden explicar con palabras, sólo cabe sentirlos.
 
Ganar una Copa de Europa es una experiencia maravillosa. Cierra todas las cicatrices, te saca el corazón del pecho, lo pone en tus manos y lo muestras: “aquí late todo mi madridismo”. Nadie se siente en ese momento más vivo que tú y adoras a esos jugadores con tu vida entera. La Décima salvó nuestro estado de ánimo. Nadie en el mundo conoce el sabor que deja poder decir que somos campeones de Europa por décima vez. Sólo nosotros, los madridistas. Un año después aún lo saboreo y lo disfruto y subo al cielo cada vez que vuelvo a ver la final y aprecio con la tranquilidad que otorga lo que ya pasó lo mágico que es el Real Madrid.
Real-Madrid
Que el presente no nos distraiga nunca de los recuerdos. Hasta la Séptima pasaron treinta y dos años. Para la Décima, doce. Por eso yo la sigo celebrando. Todos los días de mi vida desde hace un año. Porque no es sólo una Copa de Europa. Son diez. Dos dígitos. La vida me salvó de ser del Atleti o del Barcelona. La vida me escogió, como a ti, para ser madridista, para poder celebrar Copas de Europa, para ponerme en la boca la sonrisa de la felicidad eterna: la de la Décima.
 
Ha pasado un año de algo que jamás nadie podrá arrebatarnos ni ensuciar. Aquella Copa de Europa trajo consigo una de las frases que mejor definen a nuestro club: “Historia que tú hiciste. Historia por hacer”. Qué noche la de aquel día. Qué manera de sufrir. Qué manera de empujar. Qué manera de llorar. Qué bonito nombre tienes, Décima.
@7SEMPITERNO7 (PAULA)

Es una pena que con el poco tiempo que ha transcurrido, a muchos ya se le haya olvidado. Menos mal que gente como Paula están para rememorarlo también explicado. 
Acabo de ver la rueda de prensa de nuestro presidente Florentino Pérez, en la que anunciaba la destitución de Carlo Ancelotti. Una pena. Creo que se podía haber confiado en él para continuar con el proyecto. Pero es una opinión personal.
Muchas gracias Paula por deleitarnos de nuevo con uno de tus artículos.

1 comentario:

  1. Maravilloso artículo Paula.Muchas gracias!!

    ResponderEliminar

Los comentarios que realices están moderados, por lo que no los verás publicados inmediatamente. Hacemos esto para evitar spammers y comentarios inadecuados. Gracias por entendernos :)